martes, 4 de marzo de 2014

Feliz Ocho de Marzo, otra vez



Shabaz Bhatti con dos de las hijas de Asia Bibi
 


El viernes pasado cumplí doce años de condena atado a esta columna semanal que están ustedes leyendo. Cuatrocientos setenta y tres artículos que, a razón de ochocientas palabras de media, suponen un total de 378.400 palabras, lo que me daría para haber escrito seis o siete novelas o ciento cincuenta cuentos. Escribir artículos es relativamente fácil y aún lo es más cuando se escoge un tema de actualidad, si bien este tipo de artículos, habida cuenta del torbellino de acontecimientos en el que vivimos, corren el peligro de envejecer muy rápidamente. Por eso, solemos recurrir a temáticas que siendo de actualidad sean también algo más estables. Una efeméride, por ejemplo, suele bastar para construir un artículo presentable, aunque corres el peligro de quedar prisionero de lo que has escrito en años anteriores.
Esto es lo que me ha pasado con el Día Internacional de la Mujer que se conmemora el proximo sábado 8 de marzo. Hace dos años escribí un artículo que, para vergüenza de todos, mantiene intacta su vigencia. Por eso, para recordar  nuestra vergüenza en medio de los fastos autocomplacientes que suelen ser habituales, me voy a limitar a reproducirlo en parte.
¿Se acuerdan ustedes de Asia Bibi, la mujer cristiana pakistaní condenada a muerte precisamente por eso, por ser mujer cristiana en Pakistán? ¿Cuántos perroflautas, jilipichis pancarteros y  rompelunas libertarios se han manifestado para que Asia Bibi sea liberada? ¿Cuántas Abuelas de Mayo, de las que aplauden arreboladas al ex juez delincuente Garzón, se han quitado el pañuelo de la cabeza en señal de protesta por la condena a muerte de Asia Bibi? ¿Cuántos sindicalistas de Rolex en mano se van a manifestar por la liberación de Asia Bibi? ¿Tendrá tiempo el flamante supervisor, entre nube y nube, para pronunciarse con toda la influencia de un ex presidente de gobierno en favor de la vida de Asia Bibi? (…)
¿Habrá algún político del partido que sea que haga un esfuerzo, aunque sea un esfuerzo políticamente incorrecto, por recordar a Asia Bibi el próximo Ocho de Marzo, pomposo Día Internacional de la Mujer? ¿Lo hará alguna organización feminista de las que cobran subvenciones? ¿Seguirán siendo las iglesias cristianas quienes luchen casi en solitario por la vida de Asia Bibi? (…)
Como saben, Asia Bibi es una mujer cristiana pakistaní, condenada a muerte en 2010 por blasfemar contra Mahoma, eso decían, que se encuentra presa e incomunicada en una cárcel de su país en espera de ser ejecutada por ahorcamiento. Por defender su liberación fueron asesinados el Ministro pakistaní para las minorías religiosas, el católico Sahbaz Batthi, y el Gobernador del Punjab, Salman Taseer. A pesar de su aislamiento Asia Bibi logró hacer llegar a su marido e hijos una carta que se ha hecho pública hace unos días. A continuación les transcribo unos párrafos de la misma:
"Mi querido Ashiq, mis queridos hijos: (...) Desde que he vuelto a mi celda y sé que voy a morir, todos mis pensamientos se dirigen a ti, mi amado Ashiq, y a vosotros, mis adorados hijos. Nada siento más que dejaros solos en plena tormenta. Tú, Imran, mi hijo mayor de dieciocho años, te deseo que encuentres una buena esposa, a la que tú harás feliz como tu padre me ha hecho a mí. Tú, mi primogénita Nasima, de veintidós años, ya tienes tu marido, con una familia que tan bien te ha acogido; da a tu padre pequeños nietecitos que educarás en la caridad cristiana como te hemos educado nosotros a ti. Tú, mi dulce Isha, tienes quince años, aunque seas medio loquilla. Tu papá y yo te hemos considerado siempre como un regalo de Dios, eres tan buena y generosa... No intentes entender por qué tu mamá ya no está a tu lado, pero estás tan presente en mi corazón, tienes en él un lugarcito reservado nada más que para ti. No soy musulmana, pero soy buena pakistaní, católica y patriota, devota de mi país como de Dios. Sidra, no tienes más que trece años, y bien sé que desde que estoy en prisión eres tú la que se ocupa de las cosas de la casa, eres tú la que cuida de tu hermana mayor, Isha, que tanto necesita de ayuda. Nada siento más que haberte conducido a una vida de adulto, tú que eres tan jovencita y que deberías estar todavía jugando a las muñecas. Mi pequeña Isham, sólo tienes nueve años, y vas a perder ya a tu mamá. ¡Dios mío, qué injusta puede ser la vida! Pero como continuarás yendo a la escuela, quedarás bien armada para defenderte de la injusticia de los hombres. Mis niños, no perdáis ni el valor ni la fe en Jesucristo. Os sonreirán días mejores y allá arriba, cuando esté en los brazos del Señor, continuaré velando por vosotros. Pero por favor, os pido a los cinco que seáis prudentes, os pido no hacer nada que pueda ofender a los musulmanes o las reglas de este país. Hijas mías, me gustaría que tuvierais la suerte de encontrar un marido como vuestro padre. Ashiq, a ti te he amado desde el primer día, y los veintidós años que hemos pasado juntos lo prueban. No he dejado nunca de agradecer al cielo haberte encontrado, haber tenido la suerte de un matrimonio por amor y no concertado, como es costumbre en nuestra provincia. Teníamos los dos un carácter que encajaba, pero el destino está ahí, implacable… Individuos infames se han cruzado en nuestro camino. Hete ahí, solo con los frutos de nuestro amor: guarda el coraje y el orgullo de nuestra familia. Hijos míos, (...) papá y yo hemos tenido siempre el deseo supremo de ser felices y de haceros felices, aun cuando la vida no es fácil todos los días. Somos cristianos y pobres, pero nuestra familia es un sol. Me habría gustado tanto veros crecer, seguir educándoos y hacer de vosotros personas honestas… ¡y lo seréis! (...) No sé todavía cuándo me cuelgan, pero estad tranquilos, amores míos, iré con la cabeza bien alta, sin miedo, porque estaré en compañía de Nuestro Señor y con la Virgen María, que me acogerán en sus brazos. Mi buen marido, continúa educando a nuestros niños como yo habría deseado hacerlo contigo. Ashiq, hijos míos amadísimos, os voy a dejar para siempre, pero os amaré por toda una eternidad. Mamá".
En el Día Internacional de la Mujer, pedid la liberación de Asia Bibi.
.

1 comentario:

sophia smith dijo...

Quiero dar las gracias a Dios por el uso ( Druwagbale@gmail.com ) como mi fuente de salvación después de 2 años de desempleo y mi amante me dejó solo durante 2 años, sólo el corazón roto hasta que conocí Dr.uwagbale después de un testimonio de las señoras cómo fue ayudado por el mismo Dr. uwagbale , por lo que decidió ponerse en contacto con él y cuando le dije que todo mis problemas se rió y dijo que esto no es un problema. que todo irá bien en tres días. Exactamente el tercer día de mi ex amante me llaman me sorprendió y lo que más me sorprendió fue que una empresa aplica desde hace más de 4 meses llamado y me dijo que debía volver al trabajo tan pronto como sea possible.Am muy agradecido al Dr. uwagbale , si así lo desea ponerse en contacto con él, su correo es ( druwagbale@gmail.com ) él hace el hechizo de la siguiente manera ( 1 ) Si usted quiere que su ex atrás . ( 2 ) que necesita un divorcio en su relación ( 3 ) ¿Quieres ser promovido en su oficina. ( 4 ) ¿Quieres que mujeres y hombres corren detrás de usted. ( 5 ) Si usted quiere un hijo. ( 6 ) ¿Quieres ser rico. ( 7 ) Usted quiere atar a su marido y la mujer a ser tuyo para siempre . ( 8 ) Si usted necesita la ayuda financiera . ( 9 )
Cuidado Herbal Contactar con él hoy ( druwagbale@gmail.com ) Ser Útil pecado enfatizar juez Hoy