martes, 18 de marzo de 2014

Francisco y los pobres


El Papa Francisco con los pobres y los enfermos en la favela Maguinhos de Sao Paulo


(Este artículo fue publicado el 18 de marzo de 2014 en el diario La Opinión de Murcia bajo el título "Aniversario Papal". Como no me gusta se lo he cambiado por el de "Francisco y los pobres".
Así está mejor)


El pasado 13 de marzo se cumplió un año de la elección del Papa Francisco, el primero nacido en América. Su antecesor, Benedicto XVI, un hombre de edad avanzada y de fuerzas menguadas, había renunciado unas semanas antes a la Silla de Pedro, tal vez abrumado por el peso de su responsabilidad al frente de la Iglesia, pero sin duda alentado por la luz de su fe. En aquel entonces se habló mucho de la conveniencia de un Papa joven, habida cuenta de los retos y de la enorme dedicación y esfuerzo que exige el Pontificado en los tiempos actuales, pero sobre todo se habló de la necesidad de un Papa diferente. En relación con ello, unos días antes de la elección, el 19 de febrero, escribí a mi buen amigo Agustín Alcaraz lo siguiente:
“Sin duda que la juventud es un valor que ha de ser tenido en cuenta, querido Agustín. El Papado de hoy demanda una gran fortaleza física para aguantar los viajes, las apretadísimas agendas y la constante exposición a la opinión pública de creyentes y de no creyentes, pero también exige una gran fortaleza moral. El problema más acuciante con el que se enfrenta la Iglesia de hoy tal vez sea la falta de fe de la vieja Europa, la descreída y materialista Europa. Tal vez haga falta un Papa joven, sí, pero un Papa joven que recupere en los europeos la fe en una Iglesia comprometida con los que menos tienen, una Iglesia sensible a los miedos de la sociedad de hoy. Hace falta un Papa que devuelva a Europa la fe perdida. Una vez rota la tradición de que fuera italiano, tal vez haya llegado el momento de que se rompa también la de que sea un Cardenal. Un obispo militante, un obispo de una diócesis difícil, acostumbrado a luchar contra la pobreza, contra la degradación social, contra la desesperación de la gente, comprometido con sus feligreses, batallador contra la indiferencia. Ése es el Papa que necesita la Iglesia de hoy, joven o viejo”.
El día 5 de marzo, apenas una semana antes de la elección, publiqué en este periódico mi habitual artículo semanal que titulé “Tu es Petrus”. Sobre la renuncia de Benedicto XVI señalaba que “la crisis de fe provocada en Europa y en general en el mundo desarrollado por lo que Benedicto XVI denominó la dictadura del relativismo, por un lado, y la insultante y creciente desigualdad entre ricos y pobres, por otro, apuntan a la conveniencia de un Papa que se haya enfrentado con ambos mundos, el del descreimiento y el de la desigualdad,  y que lo haya hecho con una fe evangélica de esa que mueve montañas, tal vez con la fe joven de Latinoamérica”. Apunté bien, pero me equivoqué de piedra. Iba a ser un Papa latinoamericano, en efecto, pero no el cardenal hondureño Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga, sino el Arzobispo de Buenos Aires, el cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio. Fue algo así como acertar once resultados en una quiniela.
Obispo militante en una diócesis dificil, comprometido con sus feligreses, acostumbrado a luchar contra la pobreza, contra la degradación social y contra la desesperación, batallador contra la indiferencia, como dije y, además, jesuita, el Papa Francisco ha provocado un terremoto en la Iglesia, tanto en las formas como en el fondo. Y, sin embargo, las nuevas formas y el nuevo fondo son en realidad viejos conocidos nuestros. El santo del que el Papa tomó prestado su nombre, Francisco de Asís, ya los mostró allá por el siglo XII. Las formas son las de Jesús de Nazaret y el fondo no es más que el viejo Evangelio. Como ven, nada nuevo y, sin embargo, toda una revolución.
Les dejo unas frases del Papa Francisco extraidas de su Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium (La alegría del Evangelio):
“El gran riesgo del mundo actual, con su múltiple y abrumadora oferta de consumo, es una tristeza individualista que brota del corazón cómodo y avaro, de la búsqueda enfermiza de placeres superficiales, de la conciencia aislada”
“Puedo decir que los gozos más bellos y espontáneos que he visto en mis años de vida son los de personas muy pobres que tienen poco a qué aferrarse”
“Dado que estoy llamado a vivir lo que pido a los demás, también debo pensar en una conversión del papado. Me corresponde, como Obispo de Roma, estar abierto a las sugerencias que se orienten a un ejercicio de mi ministerio que lo vuelva más fiel al sentido que Jesucristo quiso darle y a las necesidades actuales de la evangelización”
“Prefiero una Iglesia accidentada, herida y manchada por salir a la calle, antes que una Iglesia enferma por el encierro y la comodidad de aferrarse a las propias seguridades”
“Si la Iglesia entera asume este dinamismo misionero, debe llegar a todos, sin excepciones. Pero ¿a quiénes debería privilegiar? Cuando uno lee el Evangelio, se encuentra con una orientación contundente: no tanto a los amigos y vecinos ricos sino sobre todo a los pobres y enfermos, a esos que suelen ser despreciados y olvidados, a aquellos que «no tienen con qué recompensarte» (Lc 14,14)”
“Por eso quiero una Iglesia pobre para los pobres. Ellos tienen mucho que enseñarnos”
“Mientras no se resuelvan radicalmente los problemas de los pobres, renunciando a la autonomía absoluta de los mercados y de la especulación financiera y atacando las causas estructurales de la inequidad, no se resolverán los problemas del mundo y en definitiva ningún problema. La inequidad es raíz de los males sociales”
“¡Ruego al Señor que nos regale más políticos a quienes les duela de verdad la sociedad, el pueblo, la vida de los pobres!”
.

1 comentario:

sophia smith dijo...

Quiero dar las gracias a Dios por el uso ( Druwagbale@gmail.com ) como mi fuente de salvación después de 2 años de desempleo y mi amante me dejó solo durante 2 años, sólo el corazón roto hasta que conocí Dr.uwagbale después de un testimonio de las señoras cómo fue ayudado por el mismo Dr. uwagbale , por lo que decidió ponerse en contacto con él y cuando le dije que todo mis problemas se rió y dijo que esto no es un problema. que todo irá bien en tres días. Exactamente el tercer día de mi ex amante me llaman me sorprendió y lo que más me sorprendió fue que una empresa aplica desde hace más de 4 meses llamado y me dijo que debía volver al trabajo tan pronto como sea possible.Am muy agradecido al Dr. uwagbale , si así lo desea ponerse en contacto con él, su correo es ( druwagbale@gmail.com ) él hace el hechizo de la siguiente manera ( 1 ) Si usted quiere que su ex atrás . ( 2 ) que necesita un divorcio en su relación ( 3 ) ¿Quieres ser promovido en su oficina. ( 4 ) ¿Quieres que mujeres y hombres corren detrás de usted. ( 5 ) Si usted quiere un hijo. ( 6 ) ¿Quieres ser rico. ( 7 ) Usted quiere atar a su marido y la mujer a ser tuyo para siempre . ( 8 ) Si usted necesita la ayuda financiera . ( 9 )
Cuidado Herbal Contactar con él hoy ( druwagbale@gmail.com ) Ser Útil pecado enfatizar juez Hoy